miércoles, 7 de junio de 2017

El mayor tesoro de monedas antiguas de la historia – El misterio de Mir Zakah

Monedas del tesoro de Mir Zakah

El pequeño pueblo de Mir Zakah se encuentra a unos 50 kilómetros al noreste de Gardez, a lo largo del antiguo sendero que lleva desde Ghazni en Afganistán hasta Gandhara en Pakistán. El pueblo se encuentra en la provincia afgana de Patkiya, que por su accidentada geografía montañosa fue uno de los refugios predilectos de los talibanes tras la invasión norteamericana. Allí sería descubierto, en etapas a lo largo del siglo XX, el mayor tesoro de monedas antiguas de la historia, más de 550.000, acompañadas de varios centenares de otros objetos de metales preciosos.

El primer hallazgo


En las cercanías de la aldea se encuentra una depresión natural que era usada como reservorio de agua desde tiempo inmemorial. La misma daría luz a un increíble descubrimiento. En 1947, una mujer halló algo inesperado en el fondo del cubo que había arrojado para sacar agua: una moneda de oro. Ella alertó a sus vecinos y ellos investigaron en el fondo del pozo, encontrando varios miles de monedas más. Finalmente, convencidos de que todo lo valioso había sido salvado, los residentes de Mir Zakah regresaron a las rutinas de su vida cotidiana.

Mir Zakah
El pozo de Mir Zakah

El gobierno afgano tuvo noticias del hallazgo y envió un equipo para intentar asegurar lo encontrado para los museos nacionales. El equipo fue acompañado de una misión arqueológica francesa. Los arqueólogos tuvieron que enfrentar la tenaz resistencia de los habitantes de Mir Zakah, pero lograron asegurar unas 12.000 monedas y otros objetos, la mitad de los cuales fueron sumados al museo histórico de Kabul, mientras que la otra mitad fue trasladada a Francia, donde todavía se conserva hasta el día de hoy en el museo Guimet.

Lamentablemente, en el año 1993 el museo de Kabul sería saqueado por los talibanes y las monedas recuperadas de Mir Zakah -junto con la mayoría de la extensa colección de la institución- entraría de forma ilegal en el mercado numismático y de antigüedades.
 
Estater de oro de Seleuco I proveniente del tesoro de Mir Zakah

El segundo hallazgo


Una lluvia pesada de primavera 45 años después del primer hallazgo, en 1993, sacó a la luz otra moneda de oro. La noticia del descubrimiento llegó rápidamente a oídos de los guerreros del área desesperados por obtener dinero para financiar la guerra civil en la que se encontraba inmerso Afganistán.

Los rumores de tesoros llegaron al bazar Kissakhani a lo largo de la frontera con Pakistán en Peshawar, provocando una competencia internacional para comprar lo que los aldeanos de Mir Zakah pudieran encontrar y pasar de contrabando al país vecino. Señores de la guerra, traficantes de antigüedades y coleccionistas colaboraron para recuperar lo que se encontraba en el fondo del pozo. Una expedición bien equipada -con generadores, bombas de agua y grandes cantidades de trabajadores con palas y picos- logró desenterrar un tesoro increíble.

Los hallazgos superaron todas las expectativas. Un total de más de 5 toneladas compuesto por más de 550.000 monedas y cientos de artefactos griegos, persas e indios. Nunca se había visto nada semejante a este tesoro, y muy probablemente nunca se volverá a ver nada igual. Era como si alguien hubiera encontrado la colección de un museo de clase mundial abandonada en el fondo de un pozo.

Monedas de Mir Zakah

Lo llamativo es que las piezas provienen desde el siglo V a.C. hasta el III d.C., pasando por todos los períodos e incluyendo monedas indias, griegas, helenísticas, del imperio Kushán, y sasánidas, entre otros. La hipótesis más convincente es que el tesoro sería el botín reunido por una banda de guerreros durante el período de convulsiones a principios del siglo III d.C. que marcó la transición del imperio persa parto al persa sasánida. Los guerreros habrían saqueado varios templos de la región reuniendo las ofrendas acumuladas durante siglos. Las escondieron en el pozo para recuperarlas pero, evidentemente, fueron derrotados y no pudieron hacerlo.

 El valor total del tesoro se estima en un mínimo de 60 o 70 millones de dólares. Gran cantidad de las monedas terminaron en bazares de Pakistán, ¡¡¡donde eran ofrecidas a un precio fijo por kilo en sacos de 50 kg!!!! Gran parte del conjunto fue trasladada de manera ilegal a Suiza en los años siguientes y entró en parte en el mercado numismático. Sin embargo, se cree que todavía hoy hay porciones del tesoro que siguen almacenadas en ese país.

El medallón de oro de Alejandro Magno

 
Moneda de oro de Alejandro Magno proveniente del tesoro de Mir Zakah
Moneda de oro de Alejandro Magno proveniente del tesoro de Mir Zakah

Una moneda proveniente del tesoro de Mir Zakah atrajo gran atención. Se trata de un supuesto medallón de oro que muestra el retrato de Alejandro Magno en el anverso y a un elefante en el reverso. La presencia de un monograma indica el parentesco de esta pieza con las monedas de plata conocidas como los medallones de Poro, lo que haría de ella el primer retrato conocido de Alejandro Magno en vida!!! Sin embargo, su autenticidad ha sido cuestionada por diversos especialistas y las opiniones permanecen divididas hasta hoy.