domingo, 4 de febrero de 2018

El tesoro de Brescello – El hallazgo de monedas romanas más valioso de la historia

Tesoro de Brescello

Brescello es una pequeña ciudad en el norte de Italia cerca de Modena. Originalmente, se trataba de un asentamiento galo en la orilla sur del río Po que fue romanizado tras la expansión de la república en la región. Probablemente, la ciudad se transformó en una colonia romana en el período de los triunviros, tras el asesinato de César.

Fue en esta ciudad que en el año 1714 se llevó a cabo uno de los hallazgos numismáticos más notables sobre los que tengamos noticia, un tesoro de unos 80.000 áureos republicanos, es decir, aproximadamente unos 650kg de oro.

El tesoro estaba compuesto íntegramente de sólo 32 variedades de tipos acuñados entre el 46 y el 38 a.C., por lo que es bastante seguro que el conjunto fue enterrado en ese último año o en el 37 a.C. El ejemplar más tardío dentro del tesoro era un áureo de Octaviano como triunviro que menciona a Agrippa como cónsul designado para el año próximo (Crawford 534/1).
 
áureo de Octaviano crawford 534
Áureo de Octaviano, 38 a.C. (Crawford 534/1). Un ejemplo de la moneda más tardía dentro del tesoro de Brescello
El tesoro representa, sin duda, la recompensa reunida por un comandante del período de las guerras civiles. Su valor nominal era de 2.000.000 de denarios. Para poner esa cifra en una escala comprensible, debe considerarse que la paga anual de un legionario era en ese período de tan sólo 250 denarios. Por supuesto, el valor actual del tesoro sería todavía mucho mayor. Una estimación bastante conservadora de unos 500 dólares en promedio por cada moneda nos da un valor total de 40.000.000 de dólares. Sin dudas, se trata del tesoro de monedas romanas más valioso conocido, y por un amplio margen.

Las dimensiones del tesoro son una buena indicación de la enorme emisión de áureos que siguió al triunfo de Julio César en la guerra civil contra Pompeyo. Los nuevos áureos cesarianos se acuñaron por millones y una porción importante de ello fue acumulada por una pequeña elite en el entorno de los grande líderes políticos del período.

Lamentablemente, a principios del siglo XVIII no existía un mercado numismático lo suficientemente desarrollado como para poder absorber semejante cantidad de piezas. Por ello, tras dispersar una parte relativamente pequeña del conjunto, el resto fue fundido para acuñar ducados.

La imagen que encabeza esta entrada es sólo ilustrativa, corresponde a un tesoro de áureos del período del Imperio Romano expuesto actualmente en el museo de Tréveris (Alemania). Más sobre el tema: Los once mayores tesoros de monedas romanas.